El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta advirtió que no hay condiciones para que la industria automotriz reinicie actividades en Puebla, ante el alto número de contagios de Covid-19, y advirtió que si las labores se reanudan bajo esta circunstancia, los casos podrían salirse de control y haber una saturación de los servicios médicos.

Barbosa aclaró que la decisión no solo está en el ámbito de su competencia, pues por decreto, el gobierno federal determinó que el ramo automotriz podría retomar actividades a partir del primero de junio.

El gobernador dijo que es necesario dejar en claro que no hay condiciones para que en Puebla se reanuden las actividades de las industrias, comerciales y sociales, sin tomar en cuenta afectaciones políticas pues “lo primero es la salud y la vida de los poblanos”.

“…que no me digan que aquí en Puebla se va a decidir o no; que no me diga la Volkswagen que quiere tomar la decisión junto conmigo; que no me digan eso, por favor. Que no me digan, dejar bien claras las cosas, dejar bien claro cómo se toman las decisiones”, puntualizó.  

Retomar actividades terminaría con medidas de sanidad

En su conferencia de prensa de este martes, comentó que para que las armadoras retomaran actividades, tendría que haber condiciones como una disminución en los contagios, pero no se prevé que ello ocurra en lo que resta de mayo.

Señaló que es consciente de la necesidad de que se reactive el sector industrial, principalmente el automotriz que es una de las principales actividades económicas en el estado, pero insistió en que retomar actividades representaría un riesgo de que haya un crecimiento aún más exponencial de contagios, lo que saturaría los hospitales en tres semanas.

“…se rompe la Jornada de Sana Distancia el 1 de junio con el regreso de la industria automotriz, el regreso de la industria automotriz es el regreso de todo”, comentó, al referir que medidas como el programa “Hoy no circula” no se respetaría.