El Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria de Automotriz de Volkswagen (SitiaVw) dio a conocer que se analiza la impugnación de la propuesta de reparto de utilidades de este año.

Esto, luego de que la empresa informó mediante la carátula oficial que en el ejercicio fiscal de 2019 correspondiente a esta entrega se tuvo una pérdida superior a los 300 millones de pesos.

"Tal carátula está siendo analizada por nuestros especialistas contables y si es necesario esta será objeto de impugnación, siendo parte de nuestras prioridades del seguimiento de este tema", dijo el dirigente José Juan Hernández López en un encuentro difundido en redes para sus agremiados este sábado.

La revisión de la carátula, agregó, se realizará en apego a los derechos que reconoce el contrato colectivo del sindicato e implica plazos de los que informarán a los trabajadores en futuros encuentros como el de este sábado.

El sindicato también hizo un recuento de las medidas acordadas con la armadora alemana debido a la crisis sanitaria del Covid-19, de entre las que destacaron el paro de actividades desde el 30 de marzo, el acuerdo de un pago de salario al 75 por ciento para abril y al 65.7 para mayo.

"Sabemos que para todos la situación que se vive es inédita, ajena a nuestra voluntad y difícil en lo económico, nuestra prioridad es que se produzca el menor impacto a nuestros ingresos y que las fuentes de trabajo que tanto nos preocupan sean garantizadas", agregó Hernández López.

Durante la transmisión del encuentro algunos trabajadores reclamaron que en el caso de México no se tengan los mismos beneficios ante el coronavirus que tiene la industria automotriz en Europa y que la crisis sanitaria haya implicado ajustes en tiempos y modos de pago.

Al respecto, los integrantes de la dirigencia argumentaron que se han buscado los mejores acuerdos para los sindicalizados y que se han logrado posiciones favorables, dado que en otras empresas de la industria incluso se han registrado despidos.