Por decreto, el gobierno de Puebla prohibió la venta de alimentos preparados en establecimientos fijos, como restaurantes, fondas, loncherías, pizzerías, entre otras, durante el tiempo que dure la contingencia sanitaria, para evitar la propagación del coronavirus.

En el transcurso de la alerta de salud, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta emitió ya nueve decretos con medidas para erradicar los contagios.

Este viernes, la administración estatal publicó un nuevo documento en el que especifica las determinaciones para los establecimientos fijos que venden alimentos, después de que el 30 de abril, decenas de poblanos acudieron a pizzerías, por el festejo del Día del Niño.

Piden vender alimentos sólo para llevar o a domicilio

En el nuevo decreto se indica que se suspende la venta de alimentos en establecimientos fijos mientras esté vigente la contingencia sanitaria por el Covid-19, la cual se prevé concluya a principios de junio.

El expendio de alimentos sólo podrá realizarse en la modalidad de servicio a domicilio o para llevar, además, quienes entreguen la comida deberán utilizar gel antibacterial y cubrebocas.

“La venta de alimentos preparados y bebidas no alcohólicas, sólo podrá realizarse para llevar vía entrega en el lugar, y/o a domicilio exclusivamente, por parte de restaurantes, fondas, loncherías, cocinas económicas y demás establecimientos cuya actividad sea la preparación, venta o expendio de alimentos y bebidas no alcohólicas”, se indica en el documento.

Las medidas de la utilización de gel desinfectante y de cubre bocas o careta, también se dictaron para las personas que preparen los alimentos y para quienes los entreguen a domicilio.

“En la preparación de alimentos y bebidas no alcohólicas en los giros citados en el numeral Primero, todas las personas prestadoras de servicios o de atención a clientes, que tengan contacto con alimentos o cualquier tipo de producto, deberán cumplir con las medidas mínimas de seguridad sanitaria…”, se lee en el decreto.

El 17 de abril, la administración estatal publicó un decreto para prohibir la venta de bebidas alcohólicas abiertas, en restaurantes, tiendas, supermercados, establecimientos y expendios, así como su consumo en el lugar de venta, fuera de ellos o en la vía pública.

En otro documento, el gobierno del estado ordenó la suspensión temporal de actividades públicas, privadas y el cierre parcial de negocios, particularmente, el cierre de salas de cine, teatro, baños públicos, teatros, gimnasios, club de servicios, casinos, bares, centros deportivos, centros nocturnos, salones de fiesta, casinos, bares, discotecas, lugares de esparcimiento y zoológicos.

Un decreto más tiene que ver con el acceso gratuito a las tres líneas de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), para el personal del sector salud. Así como para el otorgamiento del servicio de transportación para los mismos.

El uso de cubre bocas, caretas mascarillas en sitios públicos, también se estableció en otro decreto que se publicó el 14 de abril.

En otro documento, la administración estatal abordó las medidas de sanidad que los patrones o empleadores deben garantizar durante la contingencia por el coronavirus, mientras que en otro decreto se estableció una reducción del 50 por ciento de las unidades del transporte público.

El gobierno del estado también señaló en un decreto las medidas para delegar a la Secretaría de Salud las obligaciones previstas en la Ley General de Salud y llevar a cabo las medidas de la contingencia sanitaria.