El gobierno del estado de Puebla gastó 4 mil 384 millones de pesos más que los 91 mil 735 millones que el Congreso local le aprobó como presupuesto en 2019, es decir 5 por ciento adicional, de acuerdo con la cuenta pública de ese año.

Las transferencias, asignaciones y subsidios fueron las que tuvieron el gasto más alto el año pasado (37.2%), en el que se llevaron a cabo elecciones extraordinarias para elegir gobernador.

Entre las dependencias estatales, fue la Secretaría de Educación Pública la que tuvo el mayor incremento, con 3.2 por ciento, atribuido a pago de la nómina magisterial.

Es importante señalar que en 2019 hubo un gobierno interino del 21 de enero al 31 de julio encabezado por Guillermo Pacheco Pulido, y a partir del 1 de agosto tomó posesión Miguel Barbosa Huerta como gobernador constitucional, por lo que ambos administraron el estado.

 

Rebasan al presupuesto

Según la cuenta pública, el Congreso local aprobó un presupuesto de 91 mil 735 millones 281 mil pesos para 2019, pero el gobierno del estado reportó un gasto total de 96 mil 119 millones 426 mil pesos.

La diferencia asciende a 4 mil 384 millones 145 mil pesos, cantidad que representa el 82 por ciento del presupuesto de la capital sólo en 2019, que fue de 5 mil 290 millones.

El capítulo que tuvo el mayor incremento en comparación con lo aprobado, fue el que se refiere a las transferencias, asignaciones, subsidios y “otras ayudas”, que contempla la entrega de recursos a universidades, asociaciones civiles o incluso al sector privado.

Para este se aprobaron 3 mil 675 millones de pesos, pero se gastaron 5 mil 44 millones. La diferencia es de 1 mil 368 millones que representan un 37.2 por ciento.

Destaca también el capítulo de “materiales y suministros” que tiene que ver con la compra de insumos, como papelería, refacciones y combustible, pues se aprobaron 833.4 millones de pesos pero se destinaron 1 mil 41 millones.

Los “servicios generales” que se refieren al pago de renta, agua, luz y teléfono de las áreas de gobierno, tenían un presupuesto de 2 mil 908 millones de pesos pero se destinaron 3 mil 555 millones, que implican un aumento de 647.3 millones, que equivalen a un 22.3 por ciento.

 

Gasta la SEP mil mdp más

En cuanto al gasto de las dependencias estatales sobresale la Secretaría de Educación, pues se presupuestaron 31 mil 123 millones 163 mil 200 pesos, pero se ejercieron 32 mil 129 millones 801 mil 400 pesos, lo que implica una diferencia de mil 6 millones 638 mil pesos que representan un 3.2 por ciento.

Dichos recursos se destinaron, entre otras cosas, a cubrir el pago del magisterio federal por 707 millones 983 mil pesos con cargo al Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa, así como para la aplicación de los convenios suscritos con el gobierno federal.

Sin embargo porcentualmente, son las secretarías de Desarrollo Social y de Infraestructura, Movilidad y Transportes, las que tienen el aumento más elevado.

La primera tenía presupuestados 800 millones de pesos, pero al final del año reportó un gasto de mil 85 millones de pesos que representan un aumento de 285.9 millones de pesos, equivalentes a un 36 por ciento.

En cuanto a la Secretaría de Movilidad, se erogaron 5 mil 336 millones de pesos, cifra que es 467.1 millones más elevada que el presupuesto de 4 mil 868 millones. La diferencia alcanza un 10 por ciento.

En contraste, la Secretaría de Gobernación gastó 43 por ciento menos de su presupuesto que era de 912 millones de pesos, pues sólo ejerció 518.5 millones.

La Oficina del Ejecutivo notificó un gasto de 32.7 millones de pesos, cuando contaba con 47.5 millones.

En tanto, la Secretaría de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico tenía 556.2 millones de pesos como presupuesto, pero erogó 464.5 millones.