Alrededor de 25 quejas por alza de precios, en tiendas de Teziutlán, atendió el departamento de giros mercantiles, luego de que algunos comerciantes aprovecharon la contingencia por Covid-19 para elevar los precios de algunos productos de primera necesidad.

El huevo y frijol, entre otros productos de la canasta básica, son los que han registrado mayores incrementos en Teziutlán. 

La Dirección de giros mercantiles, en los últimos días, recibió al menos 25 denuncias por aumento injustificado de precios durante la actual contingencia sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus (Covid-19).

Por ello, se reforzaron las medidas de vigilancia para que los consumidores tengan la garantía de que recibirán un precio justo por el producto y/o servicio que adquieren, ayudando así a afrontar esta crisis económica familiar, indicó el director de giros mercantiles Raúl Barrientos.

Debido a esta lluvia de quejas, iniciaron enlace con la Profeco como mediadores para enlistar los negocios que han incrementado el precio en los productos, y se dieron a la tarea de visitar los negocios denunciados para hacerles el exhorto a no elevar dichos precios.

Barrientos Rico dijo que estos exhortos han funcionado en el municipio, pero, aún así, mantienen comunicación con la Profeco: “nosotros estamos funcionando como gestores, para registrar qué establecimientos son los que están aumentando los precios y nosotros notificamos a la delegación de PROFECO para que ya los tengan en lista”.

Así mismo, dijo que las quejas las están atendiendo vía mensajes de WhatsApp al número 231 120 8228, donde la ciudadanía podrá dejar datos del negocio, ubicación y el alza de precio en el producto que se trate.

Por otra parte hizo el llamado a la PROFECO para que envíen a sus notificadores lo más pronto posible para atender aquellos casos o incidencias de negocios que están aumentando sus precios y se le de formalidad a las denuncias de la ciudadanía que ya tienen registradas.

Por lo que concierne a las grandes cadenas de autoservicios que laboran en el municipio, como Chedraui, Aurrera, La gran Bodega, Abarrotes Neto, etc, se han dado a la tarea de supervisar que no haya aumento los precios y se les ha hecho el llamado para no comercializar productos que no son de primera necesidad, sumándose a los negocios que han cerrado por cuarentena.