El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta pidió a las escuelas privadas que se “solidaricen” con los padres de familia en el pago de colegiaturas, ante la baja en la actividad económica por la contingencia sanitaria.

En su conferencia de prensa de este jueves, el mandatario indicó que emitirá un decreto para exhortar a los planteles privados para que tomen en cuenta la disminución de recursos en las familias del estado, ante la suspensión de labores para evitar contagios por Coronavirus.

“… publicaré un decreto para que los propietarios de escuelas privadas se solidaricen con los padres de familia que pagan una colegiatura en este momento, en el que la actividad económica se disminuyó, que no hay funciones educativas. Vamos hacer un documento equilibrado de solidaridad en esta actividad que es importante”, sostuvo.

Barbosa comentó que el documento tendrá que mostrar un equilibrio entre el pago de las colegiaturas, pues no hay actividad en las escuelas, así como en la capacidad de pago de los jefes de familia.

Prevén quiebre de instituciones

Por su parte,  Gustavo Santín Nieto, coordinador de la Asociación de Universidades e Instituciones de Educación Media Superior y Superior A. C., prefirió no opinar sobre la propuesta del gobernador hasta que presente el documento y así conocer su contenido.

Sin embargo, reveló que un número aún no estimado de instituciones educativas particulares cerrarán sus puertas en los próximos meses, pues prevén no poder mantener los gastos administrativos, la plantilla laboral y de operatividad.

Señaló que en próximos días, los 64 planteles que forman parte de la asociación emitirán un desplegado para dar a conocer la situación en la que se encuentran por la contingencia económica.

Mientras tanto, refirió que la agrupación ya toma medidas para apoyar a los padres de familia, como la exención de recargos por el pago tardío de colegiaturas.

El académico hizo énfasis en que el promedio de colegiaturas en los planteles de la asociación es de no más de dos mil pesos, por lo que señaló que es una cantidad baja en relación con otros planteles privados, incluso de educación preescolar.