Al momento de intentar meter droga conocida como cristal y un teléfono celular escondidos en comida, un custodio del Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel, fue detenido y puesto a disposición del Ministerio Público.


Según informó la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, el custodio fue detectado por las autoridades penitenciarias al hacer actividades distintas a la de sus funciones, intentando ingresar una bolsa con comida

Ante esta situación se practicó una revisión mediante la cual se encontraron ocho dosis de droga conocida como cristal, así como el teléfono celular color dorado, los cuales serían entregados a una persona privada de la libertad, a quien se buscó en su dormitorio.

Estos artículos serían entregados a un interno que al momento en que se hallaron las drogas y el celular estaba fuera de su celda, ya que estaba esperando al custodio que le entregaría las cosas.

Ante esta situación las autoridades penitenciarias comunicaron al Ministerio Público que tenían al custodio detenido, por lo que se pidió apoyo para continuar con las investigaciones correspondientes.