El empresario gasolinero y dueño de estaciones de radio Juan N. fue detenido este lunes por elementos de la Policía Estatal en Oaxaca por su presunta responsabilidad en la agresión que sufrió la saxofonista María Elena Ríos, al ser atacada con ácido en septiembre pasado, agresión que le provocó quemaduras que pusieron en riesgo su vida y le produjeron daños físicos y psicológicos.

El también político del PRI, fue detenido durante un operativo encabezado por el secretario de seguridad del Estado, Ernesto Salcedo. Cabe recordar que la Fiscalía General del Estado  de Oaxaca ofrecía una recompensa de un millón de pesos por datos que pudieran dar con el paradero del exdiputado.

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat confirmó la aprehensión del exdiputado, de quien señaló “enfrentará la justicia por el terrible hecho de violencia cometido contra María Elena Rios.

María Elena Ríos y su familia emprendieron una campaña para exigir justicia a través de diferentes acciones en su natal Oaxaca y en diferentes medios locales y nacionales, incluso crearon un sitio  con el #JusticiaParaMale

En marzo pasado, Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, informó que bloquearon las cuentas bancarias del detenido . El funcionario agregó que dichas cuentas fueron bloqueadas por lavado de dinero y evasión fiscal.

Asimismo, la semana pasada fue detenido “El Charrez”, trabajador de Juan N. acusado de haber contactado a los trabajadores de la construcción que presuntamente atacaron a María Elena Ríos en su negocio de servicios y trámites.

El 9 de septiembre de 2019, dos hombres llegaron a la oficina de la saxofonista María Elena Ríos Ortiz para realizar un trámite migratorio. El sujeto llevaba una cubeta con dos litros de ácido y en el momento en que ella se descuidó, el sujeto le arrojó el ácido en la cara, el pecho, brazos y piernas.