La emergencia sanitaria y el anuncio de paro en las empresas cementeras, tendrán efectos negativos en la construcción en Puebla que ya suspendió 75 obras privadas y perdió 3 mil empleos.

Así lo dio a conocer el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC) en Puebla, Héctor Sánchez Morales, quien aseguró que en el último mes se han cancelado 75 obras debido a la emergencia sanitaria y a la suspensión de labores.

"Sí, estamos enterados de que las principales cementeras se van a paro entre viernes y sábado. Recibimos un comunicado (…) definitivamente es una situación muy complicada porque son de los principales insumos que tenemos como gremio de la construcción, el cemento y la varilla", explicó Sánchez Morales.

El empresario señaló que la situación se complica porque el abastecimiento de materiales se va a mermar pues si bien algunos materialistas están tratando de tener una reserva, no va a alcanzar para abastecer a todas las constructoras.

"Vamos comprando; es imposible tener una reserva. De por sí tenemos gastos que afrontar entre estos insumos y todo lo demás y aparte lo que es la mano de obra que es una parte importantísima en el costo de las obras", señaló el presidente de la CMIC al tiempo en que reconoció que no es posible tener un fondo de apoyo.

Señaló que aparte de la crisis por el coronavirus, el inicio del 2020 ha sido muy golpeado en comparación con el año anterior pues los ingresos por obras se han visto reducidos hasta en 50 por ciento, porcentaje del cual 82 por ciento corresponde a obra privada.

"Acabo de recibir los números de enero y de febrero y comparados con el año pasado de enero y febrero hemos tenido un impacto del 50 por ciento negativo. El 82 por ciento es obra privada y el 18 por ciento es de obra pública", explicó.

Sánchez Morales agregó que en la última semana se han suspendido 75 obras y otras 150 siguen en ejecución y corresponden a obra privada, por lo que pidió al gobierno mantener la obra pública con constructores locales para reactivar la economía y frenar el desempleo en el sector que en los últimos meses perdió 3 mil plazas.

"Más o menos, en empleos directos tenemos 14 mil y otros 14 mil en empleos indirectos (...) Yo estimaría, de entrada, que de un mes para acá unos 2 mil a 3 mil empleos( se han perdido), la verdad es que es gravísimo lo que está impactando el coronavirus", señaló.

A esta situación hay que sumar el eventual cierre de las plantas en Puebla de Cementos de México (Cemex) y Cruz Azul, las cuales hasta el momento no han detallado si se consumará este fin de semana y a cuántos empleados estaría afectando en la entidad.