En Gales, mientras la cuarentena ha obligado a todos a refugiarse en casa o la iglesia a la espera de que la crisis sanitaria finalice, fueron las cabras quienes notaron la ausencia de los pastores de rebaños, pues también se encuentran recluidos.

A través de redes sociales se han compartido videos donde se les puede ver alimentándose de pasto y hierbas en las principales calles y avenidas de dicha nación, sitios donde no es común verles.

Algunas bajaron de las montañas ante la quietud que se vive y se les puede ver reunidas donde usualmente lo hacían los humanos antes de que el coronavirus atacara de manera global.

Los rebaños han tomado ya parte del balneario mayor de la costa galesa y se espera que sigan avanzando.

Al menos esto resultará benéfico para los jardineros, pues que los animales no están dando tregua a los jardines, además de que no hay nadie que las ahuyente.

A las y los galeses lo único que les queda por hacer es espectar desde sus ventanas los festines de estos mamíferos artiodáctilos.

Las autoridades aún no han confirmado si tomarán represalias contra estos mamíferos por violar el confinamiento. Lo que sí, es que seguramente acabarán con los vegetales de las regiones cercanas.

Anímate a la risa, ¡venga! Que un poco de humor no cae mal en estos tiempos.

 

Foto: Twitter / Uriel De Simoni