Tan sólo cinco países africanos forman parte de una reducida lista de Estados en el mundo donde el coronavirus todavía no ha hecho de las suyas.

Por increíble que parezca, algunas de estas naciones atribuyen el ‘cero contagio’ a la gracia de Dios o a su evidente aislamiento aéreo; otros, en cambio, admiten que la ausencia del mortal virus también puede deberse a que no se han aplicado pruebas de detección.

Burundi, país ubicado en el África Occidental, era uno de los que atribuían a la gracia divina la ausencia del Covid-19, pero este martes tuvo que reconocer sus primeros dos casos confirmados.

 

Comoras

De acuerdo con el médico Abdou Ada, el aislamiento masivo contra el paludismo es la respuesta de que el archipiélago de las Comoras, ubicado en el océano índico, se mantenga inerte al Covid-19.

La razón, claro está, se trata de una convicción personal, aunque falta que se confirme científicamente.

 

Lesoto

Se trata de un pequeño reino en África austral de apenas 2 millones de habitantes. Este lunes entró en un confinamiento de 25 días como medida preventiva, pues no se ha registrado algún contagio.

Fue a finales de la semana pasada que recibieron sus primeras pruebas de detección, donados por parte del multimillonario chino Jack Ma.

 

Malaui

Esta nación pidió a todos los extranjeros que llegaran a sus tierras ponerse en cuarentena inmediata, medida que ha ayudado al país a ‘blindarse’ de la pandemia, como explicó la doctora Bridget Maleuezi.

El portavoz del Ministro de Salud, Joshua Malango, señaló que cuentan con las pruebas para detección y que incluso las han aplicado. Además, concretó que ya se preparan para la llegada inesperada del virus aunque no estén listos en un 100 por ciento.

 

Santo Tomé y Príncipe

Este archipiélago ubicado en el océano Atlántico no ha registrado algún caso debido a que no se encuentran en condiciones de realizar pruebas, como mencionó la representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el país, Anne Ancia.

Aunque continúan con los preparativos para ‘recibir’ el virus, la realidad es que un contagio sería fatal dado que sólo cuentan con cuatro camas de reanimación para una población que rebasa los 200 mil habitantes.

Para impedir la propagación del virus, el archipiélago cerró sus fronteras aunque esto provocara un duro golpe a su economía por la ausencia de turismo.

 

Sudán del Sur

El doctor Angok Gordon Kuol, responsable de la lucha contra el coronavirus en el Ministerio de Salud, señaló que la razón de que país no haya registrado casos se debe a que no tiene "un fuerte tráfico aéreo".

Pero Sudán del Sur, donde fueron cerradas escuelas, se prohibieron actos masivos y se suspendieron los vuelos, tienen muchos trabajadores humanitarios extranjeros,  además de no estar en condiciones de cerrar sus fronteras de forma hermética pese a rodearse de naciones afectadas.

Se trata de uno de los países más pobres del mundo que tiene dificultades para salir de una guerra civil iniciada en 2013. Sólo hay capacidad para aplicar los test a un máximo de 500 personas, reconoció Gordon.

 

Foto: Twitter / Xurxo Mariño