El Congreso del estado determinó limitar el acceso a la Sesión Ordinaria de este día a la prensa y visitantes, como parte de las medidas para prevenir el coronavirus. 

La medida generó críticas del legislador del Partido del Trabajo (PT), José Juan Espinosa quien advirtió que no permitir acceso al pleno a reporteros y fotógrafos, los obliga a seguir la sesión desde un espacio reducido y en hacinamiento.

"Les solicito que los compañeros de la prensa puedan ocupar los espacios en las gradas, el espacio que actualmente tienen las y los reporteros es muy reducido, estamos hablando de un espacio de no más de 40 metros cuadrados", dijo.

Desde la mesa directiva se le respondió sin embargo que el acceso de la prensa al pleno del Congreso se realizaría mediante goteo.

Más adelante, en la misma sesión el legislador expulsado de Morena, Héctor Alonso Granados criticó más bien que las medidas de prevención llegaran tarde.

De manera oficial, Gabriel Biestro Medinilla, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, presentó un documento en el que se exhorta a tomar tres medidas básicas.

La primera es la colocación de carteles informativos sobre síntomas y protocolos; la segunda es la colocación de alcohol en gel en el 70 por ciento de los accesos al Congreso y, la tercera, que el personal se lave las manos cada hora.