Aunque los estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla que se manifestaron este día contra los asesinatos de tres de sus colegas exigían hablar con el gobernador Miguel Barbosa Huerta y pese a consignas como "¡que salga el gobernador!, finalmente fueron atendidos por el secretario de gobernación, David Méndez Juárez.

Una comitiva ingresó a las instalaciones de Casa Aguayo para exigir, entre otras cosas, mayor seguridad para la comunidad universitaria.

Los estudiantes lograron juntar aproximadamente a 10 mil personas para marchar desde la Facultad de Medicina hasta las instalaciones de Casa Aguayo, pasando por el Paseo Bravo y el zócalo, donde consiguieron la empatía de los poblanos que externaron su apoyo a su causa.

Debido a la gran afluencia de estudiantes universitarios, la avenida 14 Oriente a la altura de Casa Aguayo quedó cerrada lo que provocó que automovilistas debieron buscar vías alternas al Bulevar 5 de Mayo.

La movilización de los estudiantes universitarios también ha provocado eco en las redes sociales donde el hashtag #NiUnaBataMenos y las siglas de la BUAP se han colocado como tendencia a nivel nacional, debido a la repercusión del asesinato de los dos estudiantes de medicina de intercambio de Colombia y el alumno de la BUAP, en el municipio de Huejotzingo.