El regidor Jorge Eduardo Covián Carrizales, militante de Morena, solicitó licencia para ausentarse por tiempo indefinido del Cabildo de Puebla y asumir la titularidad de la Secretaría de Movilidad, tras la salida de Alejandra Rubio Acle.

Ante la solicitud de Covián, que fue aprobada este viernes, la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco tomó protesta a Jorge Othón Chávez Palma como suplente del ahora regidor con licencia.

La salida de Covián Carrizales no fue respaldada por sus compañeros del grupo crítico del Cabildo conocido como “G7”, pues  dijeron que respetaban la decisión pero se abstuvieron de emitir un voto.

El relevo en la Secretaría de Movilidad ocurre después de que Rubio Acle pidió licencia para ausentarse como titular de la misma para iniciar una demanda jurídica por los señalamientos de corrupción que regidores hicieron en su contra tras la colocación de bolardos en las calles capitalinas.

Por mayoría, aprueban solicitud de Covián

La solicitud de licencia de Covián fue aprobada por 17 votos a favor de los 23 integrantes del Cabildo, pues seis regidores del grupo conocido como “G7” se abstuvieron de emitir su voto.

Al justificar la abstención del voto de los seis regidores en cuestión, Rosa Márquez Cabrera refirió que aunque ella y sus compañeros respetan la decisión de Covián para separarse del Cabildo, pues “cada quien es responsable de participar desde donde quiera participar”, no abundarían en el tema.

“Asumimos que es responsabilidad de cada regidor participar desde donde quiera, respetamos la decisión pero no tenemos opinión al respecto”, comentó.

En tanto, el regidor José Luis González Acosta, quien también forma parte de ese grupo, se dijo en contra de la decisión, pues comentó que al asumir la secretaría, Covián se convierte en juez y parte en la investigación que la Contraloría sigue en contra de Rubio Acle por presuntos actos de corrupción en la colocación de bolardos. “Nos estamos equivocando”, acotó.

González Acosta acusó a Rubio Acle de tener un conflicto de interés en la compra de bolardos y macetones, pues aseveró que su esposo tiene relación con las empresas proveedoras.

Al término de la sesión, Chávez Palma evitó definir si también formará parte del G7, como lo era Covián.