En Puebla, siete de cada 10 corralones son privados y operan sin ninguna reglamentación, por lo que sus propietarios fijan tarifas arbitrarias.

El secretario de Movilidad y Transportes, Guillermo Aréchiga Santamaría, señaló que ante esa circunstancia, el gobierno del estado emitió un reglamento para regularizar esos espacios, así como las tarifas de las grúas.

En conferencia de prensa este lunes, explicó que de 200 corralones que hay en Puebla, 50 son operados por la Federación y dos están a cargo del gobierno del estado, por lo que 148 ofrecen sus servicios y fijan sus tarifas sin apegarse a una norma.

El nuevo reglamento establece que en lo sucesivo, solo podrá operar un corralón quien cuente con una concesión que otorgará la administración estatal, por lo que la dependencia iniciará una revisión de los existentes a fin de reglamentarios y los que no cuenten con sus documentos, serán clausurados.

Mencionó que en lo sucesivo, sólo podrán ofrecer el servicio de grúas quienes cuenten con un permiso y, además, las tarifas serán reguladas por la Secretaría de Movilidad y Transportes.

De igual manera, le corresponde a la dependencia integrar y mantener actualizado el padrón de prestadores de servicios auxiliares de arrastre, salvamento y depósito de vehículos; autorizar el rol de servicio de los concesionarios y permisos, que regule la operación en aquellos polígonos en donde estén autorizados dos o más prestadores de servicios.