La alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, señaló que a diferencia de otros gobiernos ella no pactará con huachicoleros, traficantes de mujeres y pederastas.

La presidenta municipal insistió en que la incidencia delictiva ha disminuido durante el año y tres meses que han transcurrido desde que rindió protesta a su cargo en octubre de 2018, particularmente en noviembre pasado, según comentó.

Cuestionada en entrevista sobre un aumento en el número de denuncias que se registraron en 2019 en comparación con el año anterior, Rivera rechazó la aseveración e insistió en que ha habido una reducción.

Como parte de su estrategia contra de la delincuencia, Rivera enlistó el rediseño de la sectorización de la capital, con el fin de distribuir mejor a los policías, un aumento en los salarios y un avance del 90 por ciento en la aplicación de controles de confianza.

En ese sentido, la alcaldesa criticó a quienes “lucran” con los temas de seguridad pública, en referencia a la manifestación que el domingo realizaron los regidores panistas por un aumento en la incidencia delictiva, al asegurar que con esas acciones se daña a la población. 

Rivera indicó que la reunión que el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta anunció la semana pasada, tras darse a conocer que Puebla es la ciudad del país con la percepción de inseguridad más alta según los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), aún no se ha concretado.