La presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, dijo que no le preocupa la suma de dos integrantes del Cabildo al grupo de regidores críticos de su gestión, conocido como G5 y señaló que está enfocada en el buen desempeño de su cargo.

La alcaldesa capitalina rechazó una intención de perjudicarlos con la presunta solicitud de renuncia de los empleados municipales a su cargo, como lo acusaron la semana pasada, y por el contrario indicó que se pondrá en marcha un programa de mejora de la administración municipal.

“No me preocupa más que la gente tenga la convicción de hacer lo propio por su país, por su estado, por su ciudad, eso sí sería preocupante”, respondió la alcaldesa al ser cuestionada sobre el tema.

La semana pasada, los cinco regidores de la capital de Puebla, identificados como el “G5”, presumieron un nuevo pacto con sus compañeros Libertad Aguirre Junco y Jorge Eduardo Covián Carrizales, todos emanados de Morena.

Con la adhesión de Aguirre y Covián, el grupo de regidores críticos de la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco sería mayoría en el Cabildo, pues a este círculo también pertenecen los cinco integrantes de la fracción panista. 

A través de su cuenta de Twitter, Covián publicó una fotografía de la reunión que él y Aguirre sostuvieron con Rosa Márquez, Edson Cortés, Roberto Esponda, Martha Ornelas y Luis Acosta, a la que denominó “El pacto del mural”, pues el encuentro se realizó en el restaurante El Mural de los Poblanos.

Hay que recordar que las votaciones del actual Cabildo siempre han sido ganadas por regidores afines a la presidenta municipal, pero con el encuentro de este viernes, quienes están en contra de las acciones de la alcaldesa ya tendrían mayoría.