Al acusar represión, empleadas de barrido manual conocidas como “naranjitas” exigieron a la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, no entrometerse en el juicio de amparo que siguen para reconocer a Susana Vidal Romero como su líder sindical, en sustitución de Gonzalo Juárez Méndez.

En conferencia de prensa, las inconformes indicaron que el jueves pasado, las autoridades judiciales ordenaron al Tribunal de Conciliación y Arbitraje del municipio de Puebla que reponga el procedimiento por el que negó al grupo que representan la toma de nota como nuevo sindicato.

Acusaron que Juárez Méndez difundió información contraria a la resolución judicial, por lo que pidieron a éste no confundir a la base sindical y al Tribunal cumplir con la decisión de las autoridades.

En febrero de 2019, empleados sindicalizados del ayuntamiento que son afines al ex líder sindical Israel Pacheco, realizaron una asamblea en el Auditorio de la Reforma en la que acordaron la destitución del actual líder Gonzalo Juárez, pero la decisión no fue reconocida por el Tribunal, por lo que los trabajadores interpusieron un juicio de amparo.

Exigen reponer el procedimiento

En representación de los inconformes, Elizabeth Pérez Franco y Verónica Bravo, explicaron que el jueves, el Tribunal Colegiado del Sexto Circuito ordenó al Tribunal de Conciliación y Arbitraje que repusiera el procedimiento mediante el que negó la toma de nota como sindicato a la agrupación a la que pertenecen.

Indicaron que las autoridades judiciales les concedieron el amparo, pero indicaron que Juárez Méndez, quien es el dirigente oficial del Sindicato Benito Juárez, difundió una versión distinta sin mostrar documentos que avalaran sus dichos.

En ese sentido, exigieron al tribunal que reponga el procedimiento y que actúe de forma imparcial, pues aseguraron que este solo obedece a intereses de la alcaldesa capitalina, quien dijeron, tiene un acuerdo con Juárez para que este se mantenga en el sindicato.

Las inconformes dijeron que ante la resolución judicial, desconocen a Salvador Pérez Xilot como el dirigente del Sindicato Ignacio Zaragoza que agrupa a las llamadas “naranjitas”. Al tiempo, recordaron que lo han acusado de robarse sus cuotas, motivo por el que no están de acuerdo con su permanencia como su líder.

En ese contexto, acusaron a la presidenta municipal de represión, al recordar que la semana pasada, cuando se manifestaron en las instalaciones del Tribunal, 16 de sus compañeras fueron detenidas y puestas a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE) acusadas del robo de un teléfono celular.

Indicaron que en la protesta hubo agresiones físicas que no se habían visto en ninguna otra administración municipal en contra de las “naranjitas”, motivo por el que la alcaldesa será recordada y no por un adecuado desempeño, según acusaron.