El gobierno de Puebla ya pintó de guinda el Tren Turístico Puebla-Cholula, color con el que también se identifica el partido político Morena.

Este transporte forma parte del conjunto de los proyectos turísticos del sexenio del panista Rafael Moreno Valle y que fueron catalogadas como “faraónicas” y de “relumbrón” por sus opositores políticos, entre ellos el ahora gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

La nueva imagen del tren que circula entre la capital del estado y la zona de la pirámide de Cholula fue difundida a través de redes sociales.

La semana pasada, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta calificó como un error de su equipo de trabajo el pintar de color guinda 72 unidades médicas en el estado, por lo que se daría marcha atrás a esa medida.

Para la puesta en marcha del tren turístico en enero de 2017, se destinaron cerca de mil millones de pesos para la adecuación de las vías, la compra de los vagones, la construcción de las estaciones de pasajeros e incluso en obras de mejoramiento aledañas a los paraderos.

Al iniciar su gobierno, el morenista Luis Miguel Barbosa Huerta señaló que el tren formaba parte de las obras faraónicas de Moreno Valle que resultaron un fracaso económico, por lo que anunció una auditoría financiera, pero hasta ahora no se ha informado si esta ya concluyó y cuáles fueron sus resultados.

Durante la gubernatura interina de Guillermo Pacheco Pulido se autorizó que los viajes fueran gratuitos, lo cual se mantiene hasta la fecha.

El recorrido de 17 kilómetros entre el centro de Puebla y la zona arqueológica de Cholula toca basureros, barrancas y ríos contaminados, así como áreas sin infraestructura vial.

Otras obras turísticas que se pusieron en marcha durante el sexenio morenovallista son la Estrella de Puebla, la cual será trasladada a la zona de San Francisco en el Centro Histórico.

Foto: @MiTrenPuebla