El reporte de un cuerpo embolsado en un paraje de la junta auxiliar de La Resurrección, movilizó la tarde de este lunes a diversos elementos de ayuda pre hospitalaria y policial, que más tarde descubrieron que se trataba de un perro.

Este lunes, al filo de las 15 horas, en un terreno de la avenida Adolfo López Mateos Norte y Las Torres, transeúntes descubrieron una bolsa negra  la cual despedía un fuerte olor a putrefacción, por lo que al sospechar que se trataba de un cuerpo humano,  llamaron al número de emergencias.

Paramédicos de Cruz Roja, policías municipales, agentes ministeriales y elementos de Protección Civil Municipal, de trasladaron a la zona, la cual fue acordonada y resguardada.

Luego de las inspecciones correspondientes, las autoridades descubrieron que en realidad se trataba de un perro, con lo cual quedó completamente descartado el hallazgo de un segundo cuerpo luego de los restos humanos descubiertos en una barranca de San Pablo Xochimehuacán, también en la ciudad de Puebla.