Primer escándalo de la Liga MX en el 2020: Víctor Guzmán fue acusado de ingerir sustancia prohibida en la jornada 4 del torneo pasado, cuando jugaba para los Tuzos del Pachuca.

Tras esta determinación, no podrá continuar con el Rebaño Sagrado, club al cual llegó como refuerzo en esta campaña 2020, a pesar de que se realizará una segunda prueba para determinar su culpabilidad.

El castigo prácticamente sería ejemplar, dejándolo de 2 a 4 años sin poder disputar un encuentro de primera división, siendo censurado por dicho tiempo, aunque si acepta la culpa, su tiempo de castigo podría disminuir.

Pachuca deberá regresar el dinero de la transferencia, exactamente 10 millones de dólares y el jugador volverá a pertenecer al club hidalguense.

Se presume que la sustancia es un alcaloide, similar a la cocaína, razón por la cual se deberá iniciar un nuevo proceso, pues 5 meses después de conocer esta situación, se ha dado a conocer a la luz pública, creando controversia para el futuro del jugador.

Foto: Twitter