La constructora que dejó sin camino a vecinos de Jardines de la Montaña no sólo abandonó sus oficinas en Puebla sin haber llegado a un acuerdo con ejidatarios que por años prestaron una vía de acceso, sino que arrastra conflictos legales en otras partes del país.

Así se puede constatar en edictos publicados durante 2019 en medios de información de Jalisco y el Estado de México en los que se exhorta a la empresa Alteq Construcciones S.A .de C.V. a dar seguimiento a querellas legales.

En algunos de estos casos el llamado también se hace a Consorcio Hogar S.A. de C.V., que tiene como filial a Alteq y que también participó en la venta del fraccionamiento poblano hace más de una década.

Entre la actividad más reciente de la empresa también destaca que a pesar de acumular irregularidades, durante el año pasado obtuvo más permisos en el Estado de México para la construcción de viviendas.

En el municipio de Temoaya a Alteq le autorizaron la primera etapa de Las Trojes I y en Ecatepec los desarrollos Los Llanetes Fracciones A, B y C.

De acuerdo con fichas empresariales Consorcio Hogar fue la pionera en conformarse antes de hacerse de filiales y desde 1996 ha desarrollado vivienda en Jalisco, Nuevo León, Puebla, Sinaloa, Nayarit y Sonora, aunque también tiene oficinas en Texas.

Desde la semana pasada vecinos de Jardines de la Montaña denunciaron que ejidatarios de San Francisco Totimehuacán bloquearon un paso que atraviesa sus terrenos y servía para acortarles camino y el acceso del transporte público.

El acuerdo formal entre los terratenientes y Alteq para el uso de la vía fue uno de los pendientes que dejó la empresa antes de irse.

En la última década sumaron también quejas por vicios ocultos no atendidos y también sanciones del gobierno municipal por incumplir con remediación de daños al medio ambiente.

Ahora los vecinos han solicitado nuevamente la intervención del ayuntamiento, sobre el tema se buscó este día una postura, pero no hubo respuesta.