La Ciudad de México comenzará a aplicar desde hoy el nuevo reglamento que prohíbe que los comercios entreguen bolsas de plástico desechable a los consumidores.

Andrée Lilian Guigue Pérez, directora General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), indicó que ya no se permitirá que las tiendas departamentales entreguen los artículos en bolsas de plástico y pidió que los consumidores no las acepten.

“No se va a permitir que se comercialice ni que se distribuya ni que se le entregue al consumidor una bolsa de plástico desechable, llámese un sitio de venta como papelería, zapatería, tienda departamental, por eso el principal vigilante será el consumidor, quien verá que no se entreguen y, sobre todo, que no aceptará este tipo de bolsas”.

Afirmó que el objetivo es tener una mejor ciudad y que con la prohibición de las bolsas de plástico se le dará un ejemplo al mundo.

“Lo más importante para nosotros es tener una mejor ciudad y un mejor planeta, en esa lógica haremos todo lo que esté en nuestras manos. Estamos apostándole todo y estamos muy contentos porque creemos que este 1 de enero vamos a dar un ejemplo al mundo, que no se lo espera de la Ciudad de México”.

Andrée Lilian Guigue Pérez afirmó que serán los consumidores los que no permitirán que se les entreguen bolsas de plástico, ni siquiera biodegradable.

“Queremos ser muy claros, sobre todo con el consumidor, que es quien va a permitir o no que se le entreguen este tipo de bolsas. No importa si es biodegradable, ya que al ser desechable sigue siendo un plástico que podría tardar 300, 500 años o 100 años en degradarse, dependiendo el tipo de material”.

Afirmó que por cuestiones de higiene sólo se permitirán bolsas que protejan alimentos, como las que envuelven las carnes frías.

“Es importante que la gente sepa que sí habrá bolsitas por cuestión de salubridad, ya que hay alimentos donde se tiene contacto directo, como sucede con las carnes frías. Llegamos y compramos medio kilo de jamón, lo envuelven en un plástico, y ese tipo de plástico está permitido por un asunto de salubridad e higiene”.

Foto: El Economista TV