Del total de empleados en Puebla, siete de cada 10 no cuentan con seguridad social, además uno de cada 5 poblanos no tiene dinero para comer adecuadamente, y en los últimos ocho años disminuyó el porcentaje de jóvenes que acuden a la universidad.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) presentó el Sistema de Información de los Derechos Sociales que mide la pobreza en el país mediante acceso a derechos sociales como educación, salud, alimentación, vivienda y seguridad social.

El periodo de análisis abarca de 2010, cuando en el estado gobernaba el priísta Mario Marín Torres, a 2018, que corresponde a las administraciones panistas de Rafael Moreno Valle y José Antonio Gali Fayad.

Trabajadores sin prestaciones

De acuerdo con los datos, el 72.1 por ciento de la población empleada en el estado no cuenta con seguridad social, lo que se traduce en una proporción de siete de cada 10 trabajadores poblanos.

La misma situación ocurre en cuanto a niños y adolescentes que trabajan, pues solo el 22.5 por ciento goza de prestaciones, lo que implica que el 77.5 por ciento carece de ese beneficio.

El estado es el cuarto con el porcentaje más bajo de personas que sí cuentan con prestaciones, al alcanzar un 27.9 por ciento. Antes se encuentran Guerrero (24.4%), Oaxaca (23.8) y Chiapas (16.4).

Entre las prestaciones que son menos comunes en el estado destaca la de guarderías, de los trabajadores que sí cuentan con seguridad social, solo el 9.9 por ciento tiene ese beneficio.

Por otra parte, el Coneval informó que solamente el 16.9 por ciento de los adultos mayores reciben una pensión, por lo que el 83.1 por ciento posee un ingreso fijo.

Menos jóvenes van a la universidad

El porcentaje de personas entre 18 a 29 años que acreditan preparatoria y que acuden a la universidad disminuyó, al pasar de un 44.5 por ciento en 2010 a 37.3 en 2018.

Los resultados también muestran una baja de 27.3 a 24.3 por ciento de personas de entre tres y 29 años con ingresos inferiores a la línea de la pobreza que cursa la educación obligatoria y que tienen una beca.

Enfrentan poblanos dificultad para pagar renta

En el indicador de vivienda, el INEGI reveló que entre 2010 y 2018 disminuyó el porcentaje de personas en el estado que tuvo problemas para pagar su crédito o la renta de la vivienda que ocupa, al pasar de 83.9 a 822.4 por ciento.

Dos de cada 10 no tienen dinero para alimentación

Según los datos, del total de población en el estado, el 20.8 por ciento no tiene acceso a una alimentación adecuada, por lo que el 79.2 por ciento sí lo tienen y este porcentaje aumentó en comparación con 2010, cuando era del 72.4 por ciento.

Sin embargo, apenas el 18 por ciento de la población reportó que come a diario frutas y verduras, porcentaje que aumentó en relación con 2010, cuando este se ubicó en un 15.8 por ciento.

Foto: Archivo