Como en la guerra y en el amor todo se vale, una mujer decidió irrumpir en la boda de su ex para pedirle que no se case.

Aunque no se ha podido comprobar dónde ocurrió este irrisorio evento, un video logró captar el momento justo en que la mujer entra al recinto de la boda gritándole a su exnovio que lo amaba y que no se podía casar.

Ante el desenfreno de la mujer, distintos invitados decidieron tomarla de las manos y cintura para evitar que se dirigiera a la pareja, pero esto le importó poco, ya que logró zafarse e intentó propinar golpes a la novia.

Al final se aprecia cómo algunos invitados la lograron someter y sacar del lugar.

Foto: Captura de pantalla de Twitter