Iliana Karina Orozco Alcántara, quien funge como asesora parlamentaria de Morena en la Cámara de Diputados de Colima, se olvidó de los principios rectores de la Cuarta Transformación y echó la casa por la ventana en su boda con el empresario Carlos Arellano.

La sede del evento fue la Hacienda San Antonio, un exclusivo recinto ubicado en el municipio de Comala donde una habitación puede llegar a costar hasta 15 mil pesos por noche.

A pesar de que la boda fue duramente criticada por parecer un evento completamente fifí eso no fue todo lo que robó la atención, sino que el evento fue amenizado nada menos que por la cantante Belinda, quien compartió parte del show en sus redes sociales.

 

Foto: Capturas de pantalla Twitter