Para nadie es novedad que el uso de los smartphones se ha convertido en una cuestión rutinaria y casi indispensable en la vida del ser humano, por lo que levar la carga adecuada de batería es vital.

Ante esta situación, muchas personas han dado el visto bueno respecto a cargar la batería del móvil en sitios públicos como restaurantes, plazas o aeropuertos, pero, ¿es esta práctica completamente confiable?

Pese a que los puertos USB o de carga fácil han resultado benéficos para muchas personas las buenas intenciones no abundan en todos lados, pues el lado negativo de esto es que estos puertos de carga suelen ser aprovechados por ciberatacantes para reunir toda tu información o hasta vaciar tu cuenta o cuentas bancarias.

Esta práctica recibe el nombre de “Juice Jacking” o ataque de carga, la cual consiste en utilizar cables o puertos USB que son cargados con anterioridad con un programa verdaderamente malicioso para tu móvil y tu confidencialidad.

 

Algunas recomendaciones

Para evitar ser víctima de estas reprobables prácticas puedes seguir estos pasos:

  • No uses cables USB que ya estén conectados a las estaciones de carga.
  • Trata de no aceptar los cables USB que te regalan como “obsequio promocional”.
  • Ten más de un cargador por su necesitas salir.
  • Conéctate directamente a un enchufe eléctrico.

 

Foto: Captura de pantalla de YouTube