Una jueza de control dictó auto de vinculación a proceso en contra del hombre que presuntamente alcoholizado asesinó a su esposa embarazada, sobre las vías del tren en la unidad habitacional La Ciénega, el pasado 6 de noviembre.

Tras casi cinco horas de audiencia, este domingo una jueza de control calificó de legal el arresto de Hugo Antonio G.L, el cual enfrenta cargos por el delito de feminicidio.

Luego de renunciar a la duplicidad del término constitucional para que fuera en una segunda audiencia en la que se resolviera si quedaría o no sujeto a investigación por el delito que se le acusa, el cónyuge de la víctima identificada como Nayeli N, de 26 años de edad y ocho meses de embarazo, fue vinculado a proceso.

De igual forma, la jurista impuso al detenido la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, ordenando que fuera traslado al penal de San Miguel, donde permanecerá hasta que se determine si es culpable o inocente.

En este sentido, la jueza de control otorgó tres meses de investigación complementaria, hasta entonces se sabrá que pruebas serán admitidas por la jueza en este caso.

Fue antes de la medianoche del pasado 6 de noviembre cuando al número de emergencias entró una llamada en la que un hombre identificado como Hugo Antonio solicitó el auxilio de paramédicos y policías ya que manifestó que sujetos desconocidos lo habían asaltado a él y a su esposa, señalando que incluso los golpearon y después se llevaron a su cónyuge.

Lo anterior, sobre las vías del tren, a la altura de las estaciones 18 de Noviembre y La Rosa, de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) Línea 1.

Ante la petición de ayuda, uniformados municipales, estatales y paramédicos del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) a bordo de la ambulancia 275, se trasladaron al lugar, donde observaron que el hombre que dijo ser esposo de la víctima se encontraba en estado de ebriedad e incluso al solicitarle sus datos se echó a correr.

Sin embargo, fue alcanzado y ante la inconsistencia de sus declaraciones fue detenido.

Asimismo, durante la revisión de los paramédicos se estableció que la joven identificada como Nayeli N, con ocho meses de embarazo, ya no contaba con signos vitales a causa de ahorcamiento.

Por lo anterior la zona fue acordonada y resguardada hasta el arribo de los agentes estatales de investigación quienes encabezaron las diligencias del levantamiento de cadáver, las cuales concluyeron hasta la madrugada del 7 de noviembre, dando inicio a una carpeta de investigación, mediante la cual se judicializó el caso llevándolo ante los tribunales locales.

Foto: Archivo e-consulta