Aunque parezca increíble, la vida de Cristiano Ronaldo no siempre fue navegada entre lujos y cosas de primer nivel. Tuvo que crecer en un pequeño barrio de Portugal y abandonarlo a los 12 años para emprender el sueño de ser futbolista.

Al llegar a Lisboa su vida cambiaría para siempre, ya que eso significó ser visto por grandes cazatalentos, quienes no dudaron en ficharlo con algún club grande para formarlo.

Fue precisamente esto lo que el astro portugués quiso enseñarle a su hijo, a quien llevó a Madeira para que conociera el origen de su padre y así se diera cuenta del valor que tienen las cosas que se ha ganado.

Mediante una entrevista al canal TVI, Cristiano comentó que le hacía mucha ilusión que su hijo viera dónde creció, por lo que lo llevó y le sorprendió toparse con las mismas personas que dejó de ver cuando emprendió su viaje a Madeira.

 

 

Naturalmente, Cristiano Jr. no podía creer lo que veía, a tal grado de que volteó con su padre sólo para preguntarle “¿tú viviste ahí?”.

A través de este gesto, el futbolista aseguró que intentó darle una lección a su hijo de que las cosas materiales como coches, joyas y ropa no caen del cielo, sino a base de talento y dedicación.

 

 

Foto: Twitter