El 25 de junio de 2009 Michael Jackson murió a causa de una intoxicación aguda de propofol y benzodiacepina en su casa en North Caralwood Drive.

Su médico personal Conrad Murray declaró que había encontrado a Michael en su habitación, sin respirar y con pulso apenas detectable, además dijo que administró la RCP a Jackson en vano. Después de una llamada al 911, el Rey del Pop fue tratado por los paramédicos y más tarde fue declarado muerto en el Ronald Reagan UCLA Medical Center.

La muerte del Rey del Pop provocó una oleada de reacciones en todo el mundo creando aumentos del tráfico de internet y causando que las ventas de su música y la de los Jackson 5 aumentaran drásticamente. Jackson tenía planeado una serie de conciertos de regreso bajo en nombre de This Is It frente a miles de personas en el O2 Arena de Londres, de julio de 2009 a febrero de 2010.

Foto Instagram