El cadáver de un varón fue hallado este miércoles en terrenos de cultivo de San Francisco Ocotlán, perteneciente al municipio de Santa María Coronango.

El cuerpo presentaba heridas de bala y estaba atado de pies y manos, por lo que podría tratarse de un ajuste de cuentas entre bandas delictivas de la zona.

Al lugar arribaron policías municipales de Coronango y técnicos en urgencias médicas, quienes confirmaron que el cuerpo ya no presentaba signos vitales, por lo que acordonaron la zona para diligencias del levantamiento del cuerpo, que sigue en calidad de desconocido.