Calidad del aire, contaminación ambiental, y más recientemente “contingencia ambiental” son temas cotidianos en nuestros días, por llegar a representar una amenaza para la salud. La Organización Mundial para la Salud, conocida por sus siglas como OMS, y la Organización Panamericana para la Salud (OPS), realizan investigaciones científicas en relación a estos temas, entre otros, y colaboran con los países asociados en la elaboración y aplicación de planes sanitarios a nivel nacional y su correspondiente seguimiento.

En este tema de contaminación ambiental: La función principal de la OMS es identificar los contaminantes del aire que tienen el mayor impacto en la salud de las personas. Esto ayuda a los Estados Miembros de la OMS a enfocar sus acciones en la forma más efectiva de prevenir o reducir los riesgos a la salud. La tarea de la OMS es revisar y analizar la evidencia científica acumulada, y utilizar el asesoramiento de expertos para sacar conclusiones sobre los contaminantes del aire que afectan la salud, así como para identificar medidas efectivas para reducir la carga de enfermedad atribuible a la contaminación del aire”. (Fuente: https://www.who.int/es/about/what-we-do)

En nuestro país: “El gobierno federal es el responsable de establecer los estándares para la protección de la salud pública y vigilar su cumplimiento. Estos estándares se encuentran publicados en las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) y son de observación obligatoria en todo el país. Las NOM describen los límites permisibles para los contaminantes criterio. Estas normas están condicionadas a una revisión periódica para reflejar la información reciente sobre los efectos en la salud y la gestión de la calidad del aire”.

Los contaminantes señalados en las NOM son: Dióxido de azufre (SO2), Monóxido de carbono (CO), Dióxido de nitrógeno (NO2), Ozono (O3), Partículas menores a 10 micrómetros (PM10), Partículas menores a 2.5 micrómetros (PM2.5) y Plomo (Pb).

Las NOM técnicas definen los métodos de medición recomendados para el monitoreo de los contaminantes criterio. Estos métodos de medición pueden ser de referencia o equivalentes. Generalmente los métodos de medición propuestos por la NOM tienen una correspondencia con los designados por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (US EPA, por sus siglas en inglés), por lo que cuando no existe una NOM para un contaminante criterio se utiliza la recomendación de la US EPA”. (Fuente: http://www.aire.cdmx.gob.mx/default.php?opc=%27ZaBhnmI=&dc=%27Yw==)

Actualmente la medición se realiza en puntos de medición de Calidad del Aire. El día de hoy es posible conocer en tiempo real la calidad del aire en nuestras ciudades. En la página del Sistema Nacional de Información de la Calidad del Aire (SINAICA), encontramos un mapa de nuestro país con la ubicación de las estaciones de monitoreo de la calidad del aire. En Puebla tenemos las Estaciones de Agua Santa, Benemérito Instituto Normal del Estado, Las Ninfas, Universidad Tecnológica de Puebla y Velódromo.  Se presentan datos de niveles de Monóxido de carbono (CO), Óxido Nítrico (NO), Dióxido de Nitrógeno (NO2), Óxidos de Nitrógeno (NOx), Partículas menores a 10 micras (PM10), Partículas menores a 2.5 micras (PM2.5), Dióxido de azufre (SO2). (Fuente: https://sinaica.inecc.gob.mx/index.html)

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, presenta una tabla de medición de niveles de partículas PM2.5 suspendidas en el aire, en la que se indican que a partir de los 107 puntos la calidad del aire se considera “very unhealthy o muy poco saludable, por lo cuál en la ciudad de México, el pasado lunes, una vez rebasados los 150 puntos se declaró un estado de contingencia ambiental.