A partir de que la media hermana de Meghan Markle fuera incluida en la “lista negra” de Scotland Yard, para ser vigilada por considerarla un  potencial peligro y más específicamente por representar “una vergüenza” para la Familia Real, Samantha Markle, dice  estar viviendo un infierno y asegura que desde el momento en que se difundió dicha información, no paran de enviarle mensajes ofensivos a sus redes sociales. “Pasa todo día y noche. En todo caso, yo soy la menospreciada y acosada”.

Samantha comenta que incluso hay  personas que  han buscado imágenes suyas, las modifican para que luzca más amenazante y las publican. Para ella es inaudito que la llamen una amenaza: “Tengo que usar una silla de ruedas eléctrica. Entonces, ¿cómo alguien puede llamarme una amenaza o un acosador?, es absolutamente absurdo".

También  asegura que seguidores de la Duquesa de Sussex , han hecho videos en YouTube donde la llaman acosadora peligrosa, pero entre las múltiples ofensas, hay algunas que le dan terror y le preocupan: “Debería ser ilegal porque no saben lo que me están haciendo y termino recibiendo amenazas de muerte. Alguien amenazó con lanzarme ácido en la cara.”

Samantha Markle, de 53 años, reside actualmente en los Estados Unidos, padece esclerosis múltiple y no tiene ningún historial criminal.

Foto proporcionada por Agencia México