Una fuga de diésel ocasionada por una toma clandestina en terrenos de cultivo de San Lucas Atoyatenco, municipio de San Martín Texmelucan, causó lagunas de este hidrocarburo que fueron aprovechadas por los pobladores que con garrafas recolectaron el líquido ante la mirada de las autoridades.

Fue la mañana de este lunes 24 de septiembre cuando vecinos de esta localidad despertaron con la fuga de diésel en terrenos de cultivo, motivo por el cual algunos vecinos se aproximaron para recolectar el combustible con apoyo de botes y bidones de plástico.

Personal de seguridad pública y Protección Civil Municipal llegó al sitio, pero no impidió que la gente siguiera con la rapiña hasta consumir casi en su totalidad los charcos de líquido azul.

Personal de seguridad física de Petróleos Mexicanos (Pemex) se encarga de cerrar el paso de combustible en la zona y sellar la toma clandestina a fin de evitar que continúe fugándose el diésel, sin que hasta el momento se reporten afectaciones a viviendas o personas detenidas.

Foto Especial