Roberto Gil Zuarth calificó de historia de terror que sólo quede vivo uno de los cinco testigos en el caso que se le sigue al ex gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández.

De los cinco testigos con los que contaban las autoridades para procesar al ex gobernador, tres están muertos y uno está el calidad de desaparecido.

De visita en Tamaulipas, Roberto Gil Zuarth dictó la conferencia De los gobiernos divididos a los gobiernos de coalición y hablo sobre el caso de Eugenio Hernández.

Aseguró que el caso del ex gobernador no debe servir para hacer especulaciones en los medios porque se tiene que resolver en los tribunales.

“En Acción Nacional y en el Senado de la República lo vemos con estricta seriedad, y, en consecuencia, no debe ser un motivo de especulación en los medios de comunicación, es un proceso absolutamente jurídico y se tiene que resolver en las fiscalías y tribunales”.

En la carpeta de investigación en contra de Eugenio Hernández se documenta que de los 5 testigos sólo queda vivo Feliciano Reyes Pérez, activista de 82 años de edad.

En los documentos se describe que Ramiro Higuera se suicidó en 2014; Edgardo López Munguía, fue secuestrado y asesinado en 2016; Casimiro Mora también asesinado en 2017 y Aurelio Parra se encuentra en calidad de desaparecido.

“Parece historia de terror, pero eso lo deben de resolver, atender, investigar las autoridades correspondientes y no debe ser asunto de especulación mediática”, dijo.

Eugenio Hernández Flores fue detenido en Ciudad Victoria, Tamaulipas, porque tenía una averiguación pendiente.

Las investigaciones indican que el ex gobernador Eugenio Hernández Flores utilizó un prestanombres para comprar en 16 millones de pesos un predio que era propiedad del estado de Tamaulipas.

Para realizar la operación, el ex gobernador se sirvió de Alberto Berlanga Bolado y de la empresa GMC S.A de C.V-

El costo del terreno es de mil 584 millones de pesos y el ex gobernador lo adquirió en 16 millones de pesos.

Eugenio Hernández Flores es el segundo ex gobernador de Tamaulipas capturado, el primero fue Tomás Yarrington, acusado de asociación delictuosa y de haber realizado operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Crédito de la foto 24 Horas