Los caminos de Netflix y Disney se dividen, ya que está última decidió romper el acuerdo de distribución que había entre ambas para abrirse camino en el negocio de streaming.

Variety y The Hollywood Reporter informaron que Disney lanzará una plataforma de streaming con ayuda de ESPN el próximo año, y otro servicio en ese mismo formato pero con el nombre de Disney el año siguiente.

Para lograrlo, la empresa adquirirá la mayoría de BAMTech, una industria de tecnología en streaming cuyo propietario es la compañía de internet de la Major League Baseball.

THR informó que Disney ya es propietaria de la tecnología de BAMTech, pero que pagará 1.58 billones de dólares para obtener un 42% más de las acciones.

El CEO de Disney, Bob Iger, dijo que se trata de “un movimiento estratégico para poder distribuir su propio contenido”.

Si se concreta la salida de Disney de Netflix, entonces se llevaría todas las producciones de Lucas Films como Indiana Jones y Star Wars. También las cintas de Marvel, entre ellas, Thor, Iron Man y The Avengers, por mencionar algunas.

Lo que falta por saber es qué ocurrirá con todas las series que están produciendo en conjunto, por ejemplo The Defenders, Jessica Jones, Iron Fist y Daredevil.

Foto Blog de Superhéroes

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]