Ante un fin de semana lleno de ataques hacia el delantero colombiano William Palacios y al ser dado de baja del plantel lobezno por las agresiones a su compañero Julián Quiñones, el cafetalero, a través de su cuenta de Twitter, rompe el silencio y afirma que está dispuesto a decir toda la verdad.

“Aun no digo nada de lo sucedido. Estoy esperando a que nos pidan declaraciones, porque somos los únicos que sabemos realmente lo que pasó, además tenemos pruebas de cómo pasó y cuento con todo el apoyo de la persona que está conmigo y está involucrada en estos hechos para esclarecer todas las mentiras” escribió el delantero.

Aclarando el mensaje donde lo acusan de comenzar la riña por agredir a su esposa, Palacios recalcó que ellos están estables y felices en casa: “mi familia y yo estamos estable, nunca le pegué a nadie y estamos seguros de que eso no ha pasado, ella me apoya y estamos felices en casa”, afirmó el ex jugador de la BUAP.

William fue dado de baja del plantel y el goleador Julián Quiñones podría pagar una multa económica y perderse el próximo partido ante la UNAM.