Con cerca de 5 mil habitantes, 40 años de historia y una centena de calles que incluyen espacios históricos, en San José Mayorazgo sus habitantes buscan hacer de su organización un modelo a seguirse en la capital del estado.

Las estrategias surgidas a partir de la renovación de su mesa directiva incluyen medidas de seguridad que parten de cómo los colonos han adoptado la tecnología y de proyectos para apropiarse de sus áreas comunes para convivir.

De acuerdo con Estefanía Chávez Huerta, quien preside la agrupación tras la elección de una planilla única a inicios de año, el objetivo principal es reconstruir el tejido social entre vecinos que dejaron de conocerse y frecuentarse, a fin de no ser tan vulnerables ante la inseguridad.

"Nos vamos a conocer, nos vamos a empezar a reunir, nos vamos a empezar a ver y a saludar, para en conjunto comenzar a capacitarnos para reaccionar", explicó.

"Por otro lado, para fortalecer la reconstrucción del tejido social, lo que queremos es recuperar nuestros espacios públicos porque lo que estamos tratando de combatir es este círculo vicioso de que la inseguridad genera que yo me encierre y que yo me encierre genere más inseguridad", agregó.

Un primer paso que ya dieron, detalló, es la capacitación de vecinos en el uso de redes sociales y entre éstas destacan grupos de Whatsapp con los que ya han logrado frustrar robos a casa habitación, como el jueves pasado en que la organización pudo ahuyentar a tres rateros.

La capacitación va de la denuncia y el uso de silbatos a los conocimientos en primeros auxilios, asimismo se considera involucrar y organizar a los habitantes en grupos más pequeños, por calles y privadas.

En la reunión en que se votó un reglamento de convivencia, la actual mesa directiva logró la participación de casi 200 vecinos, sin embargo reconocen que es complicado lograr que los colonas hagan suyos los intereses comunes, pues implica cambiar la forma de pensar.

"Antes decían: yo estoy en mi casa, ahí me quedo y de la banqueta hacia afuera no me preguntan, ni me importa;  pregúntame de la banqueta hacia mi casa. Entonces ha sido un poco difícil lograr generar esa conciencia", comentó Iván Vega Victoria, secretario de la mesa directiva.

Entre los proyectos para que los vecinos se apropien de las áreas comunes se aproxima una clase masiva de salsa, así como el rediseño de espacios con materiales reciclados y donados por los propios habitantes.

Uno de estos espacios es la zona de los acueductos, que se encuentran en la Diagonal de la 15 Sur, entre la 73 y la 69 Poniente, y en donde se plantea emplear los carriles que los rodean para convertirlo en un parque.

Por otro lado cuentan con unas escaleras que conectan a San José Mayorazgo con la Av. Nacional y otras dos colonias, pero que, por su mal estado, se usan pero no son atractivas e incluso generan percepción de inseguridad.

"Estos espacios ya están apropiados, ya tienen un uso diferente y se pueden potencializar a través de esos ejercicios", comentó Ari Fernando Valerdi Moroni, tesorero.

En la Ciudad de México, agregó, hay  ejemplos de colonias como la Cuauhtémoc, en donde, a partir de la organización de vecinos en defensa de espacios públicos, han logrado plusvalía e incluso, la gestión de recursos públicos.

En el caso de San José Mayorazgo, la difusión que han hecho del proyecto en redes sociales como Twitter y Facebook ha servido también para atraer la atención de otros puntos de Puebla, como la colonia Santa María, en donde los colonos están interesados en seguir prácticas similares.