Eduardo Santamarina reapareció ante los medios, durante la presentación del libro de Jacqueline Bracamontes, tras haber sido fuertemente criticado por aparecer comiendo en algunas fotografías y lucir algunos kilos de más.

No me importa, a mí no me importa eso, ya lo sé, soy un cínico y lo saben y me conocen, soy un tragón siempre lo he dicho”, dijo en primera instancia el actor.

No obstante, Santamarina confirmó que por ahora ya se encuentra cuidando su aspecto físico pues probablemente regrese en breve a la televisión.

Bueno ahorita ya estoy a la baja, porque a lo mejor hay un proyecto para este año, ahorita no puedo decir nada (más)”, agregó.

Asimismo, Eduardo confesó que no le gustan las básculas, por lo que recurre a un modo efectivo para cuidar su figura.

Yo me guio por la talla, entonces voy bajando de talla y digo ¡ah estoy haciéndolo bien!, empiezo un proyecto, me cuido muy bien, termina un proyecto y tiro la toalla, soy muy dulcero”, detalló.

Al respecto de ser una víctima de las críticas por su peso, dijo: “como diría nuestro muy finado y querido amigo Juan Gabriel ‘lo que se ve no se juzga’, por qué me voy a enojar yo si estoy gordo y salgo en unas fotos gordo y me ven comiendo y estoy gordito, por qué me voy a enojar, si no quiero que me tomen pues entonces quédate en tu casa a tragar como marrano verdad”.

Por último, reveló que su esposa, la actriz Mayrin Villanueva ya se dio por vencida y no le cuida su alimentación. “Mayrin pobrecita, ella ya se derrota totalmente, ya me dice haz lo que quieras yo ya no me meto”.

Foto Agencia México

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]