Aunque desde el trienio pasado el Gobierno municipal cuenta con contenedores de reciclaje en espacios públicos para fomentar la práctica entre ciudadanos, algunos de estos ya lucen deteriorados.

Uno de los casos más notorios es el del Walmart de la colonia Las Ánimas que cuenta con seis estructuras de plástico y todas tienen rupturas de diferentes dimensiones.

Durante un recorrido por este punto de la Ciudad se pudo constatar que los hoyos se prestan incluso para que cualquiera pueda retirar los materiales que se desechan y que esto ha servido a quienes se dedican a la venta de productos reciclaje para hacer su propia recolecta.

El hecho de tener hoyos, explican, se presta también para que se llenen de agua cuando llueve o para que se haga mal uso al tirarse otros desperdicios.

Los daños a contenedores también abarcan el vandalismo como se observa en la plaza Centro Sur que sólo cuenta con dos unidades ubicadas sobre la 11 Sur y se encuentran dañadas con graffitis.

Los contenedores para reciclaje con menos deterioro son los metálicos, que son menos, como los que se encuentran en el estacionamiento del Parque Juárez, pues lucen desgastados pero sin que se afecte su imagen o utilidad.

La política de reciclaje del Ayuntamiento también se ha visto afectada por el cierre de establecimientos en cuyos estacionamientos el Gobierno municipal dispuso colocar las estructuras para el uso ciudadano.

En esta categoría se encuentra por ejemplo, la Plaza Milenium que aunque todavía se promociona como un punto de reciclaje en el portal de la Comuna, se encuentra cerrada desde hace varios meses porque se realiza ahí una obra.

La última vez que el Gobierno municipal informó sobre un programa de mantenimiento integral a los contenedores fue en agosto de 2013, en ese entonces se tenían 96 piezas, 2 menos que ahora y se reconocían 43 puntos de reciclaje.

De acuerdo con la información del Ayuntamiento se cuenta en la actualidad con un total de 98 contenedores para reciclaje distribuidos en dos parques públicos, un mercado, seis cadenas de supermercados y cinco plazas comerciales.

Su lista de reciclaje incluye las categorías de plástico y pet, botellas de vidrio, revistas y periódicos, papel y cartón, metal y aluminio, aparatos electrónicos y empaques de tetrapack.

En tanto que se excluyen pañales, toallas sanitarias, pañuelos desechables, material de curación, medicamentos caducos, vidrio de cocina y ventanas, focos o bombillas, lámparas de neón y desechos de alimentos.