Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, declaró que la nueva norma para la verificación vehicular es un primer paso, pero que no resolverá de fondo el problema de la contaminación.

El mandatario capitalino consideró que hace falta tomar medidas integrales para mejorar el medio ambiente en la capital.

La semana pasada, el jefe de gobierno declaró que para mejorar la calidad del aire en el Valle de México es necesario regular a las empresas y actualizar las normas.

La Semarnat presentó hoy la nueva norma para la verificación vehicular, la cual exentará a los vehículos híbridos y a los modelos 2016.

Mancera afirmó que los verificentros capitalinos ya tienen la tecnología adecuada y que están listos para realizar las mediciones de contaminantes.

La Ciudad de México tiene ya listos los 64 verificentros con el software necesario, con la implementación de información centralizada y con la tecnología que se está exigiendo”, dijo.

Foto elhorizonte.mx