Hasta el día de ayer, la delegación en Puebla de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) recibió un total de 15 denuncias de trabajadores por incumplimiento en el reparto de utilidades, informó Vanessa Barahona de la Rosa, titular de la dependencia.

El pasado 30 de mayo fue la fecha límite para que las empresas (personas morales) pagaran a sus trabajadores su participación en las utilidades que se generaron en el ejercicio fiscal 2015.

En entrevista tras firmar la instalación del Comité Estatal de Trabajo y Empleo para Personas con Discapacidad, la funcionaria señaló que como cada año, la dependencia federal puso en marcha un operativo para verificar que las empresas hayan cumplido con esta obligación, y el resultado de estas revisiones fue un nivel de cumplimiento del 90 por ciento.

Sin embargo, indicó que las quejas interpuestas por los trabajadores son tema aparte, por lo que de comprobarse que se evadió la Ley Federal del Trabajo, en estos 15 casos, los patrones podrían pagar hasta 350 mil pesos de multa (por trabajador).

"En nuestras inspecciones hemos detectado que, hasta el momento, va un cumplimiento en tiempo y forma. Tema aparte son las quejas por parte de los trabajadores, que llevamos alrededor de 15 quejas. Si ustedes comparan con el número de empresas que hay en el estado, es muy poco, sin embargo estamos empeñados en inculcar la cultura de la denuncia en los trabajadores, (que)  se dé de manera efectiva, por eso los acompañaremos en su denuncia ante la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo", añadió.

Precisó que las empresas que sobresalen en las quejas, son principalmente de la capital poblana y de los sectores de la construcción, automotriz y de servicios.