Las autoridades investigan la probable colusión de tres jueces y una abogada en la fuga de los secuestradores Agustín Miranda Orozco y Roberto Sánchez Ramírez.

Los dos sujetos cumplían sentencias por secuestro y fueron llevados del penal de Santa Martha al Reclusorio Oriente para realizar una diligencia.

Agustín Miranda Orozco tiene una sentencia de 64 años por los delitos de portación de arma de fuego, robo calificado, robo de auto, evasión de preso en marzo de 1997, plagio o secuestro. Estaba detenido desde el 28 de octubre de 2011

Roberto Sánchez Ramírez cumplía una condena de 114 años nueve meses y un día por los delitos de asociación delictuosa, robo calificado, plagio o secuestro y portación de arma de fuego.

Esta es su cuarta fuga de diversas cárceles de la capital del país.

El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCM) aceptó que se investiguen a los jueces 20, 60 y 25 de lo Penal.

Versiones preliminares afirman que los secuestradores Agustín Miranda y Roberto Sánchez sabían que junto al juzgado 20 del Reclusorio Oriente hay una oficina de archivo muerto que nadie cuidaba y por ahí salieron.

Las autoridades investigan a una abogada que se casó con Agustín Miranda en una boda colectiva que se realizó en el penal.

La mujer le habría dado información al sujeto para que se fugara por el cubículo en donde está el archivo.

La PGJCDMX pidió la declaración de Israel Vargas, encargado del archivo y el único que tenía llave del lugar.

Crédito de la foto www.nayaritenlinea.mx