Aunque las autoridades estatales prometieron que el tren turístico Puebla-Cholula iniciaría funciones en mayo, la obra continúa en ejecución y algunas fases del proyecto aún están por licitarse.

Los recursos públicos que se han invertido en ese nuevo medio de  transporte turístico superan los 900 millones de pesos.

En febrero pasado, el gobernador Rafael Moreno Valle estimó que será en el mes de julio cuando la nueva atracción turística inicie operaciones, una vez que planea que al mismo tiempo se inaugure la construcción de un museo de sitio del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y del Parque Intermunicipal

Sin embargo, trabajadores señalaron en enero pasado que las labores de construcción debían concluir en mayo, para que la obra fuera inaugurada durante los festejos por el aniversario de la Batalla del 5 de Mayo.

Las obras que están en marcha son: la adecuación de las vías férreas, la construcción de las estaciones de partida del tren que estarán en Puebla y Cholula, mientras que están en ejecución las fases de la rehabilitación de calles aledañas y la de la edificación de una estación intermedia.

Los dos vagones que tendrá el nuevo tren ya fueron adquiridos por la administración estatal,  y aún falta por licitar la mejora de siete monumentos históricos que se encuentran a lo largo del recorrido.

Como parte de la revisión a la cuenta pública 2014, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) solicitó al gobierno de Puebla una aclaración por el posible sobrecosto que habrían tenido los dos vagones, por los que se pagaron 42 millones de pesos

.