El aumento de los ataques contra Blanca Alcalá Ruiz en las redes sociales se debe a que avanza en las encuestas, subrayó Rocío García Olmedo, secretaria general del PRI, quien acusó que el calificativo de “tlaxcalteca” es discriminatorio.

Tras participar en la rueda de prensa en la que Alcalá Ruiz denunció que José Antonio Gali es poseedor de bienes como un jet privado y departamentos en Miami y Acapulco, Rocío García Olmedo subrayó que “las mujeres en el PRI están unidas en torno a Alcalá Ruiz”.

La también ex diputada federal afirmó que es “evidente” que la guerra sucia contra la candidata del PRI-PVEM PES se agudizó como consecuencia de las últimas mediciones demoscópicas en las que los priistas afirman que hay un empate técnico entre los candidatos.

“Está la evidencia muy clara y ustedes tienen la manera de poder dar respuesta”, sostuvo respecto a los videos en los que se acusa a Blanca Alcalá de poseer 45 casas y un departamento de 11 millones de pesos.

No obstante, subrayó que los ataques contra Alcalá comenzaron desde la pre campaña, aunque en los últimos días se agudizaron .

Hay una campaña discriminatoria

La secretaria general coincidió con la abanderada priista en el sentido de que hay en su contra una campaña discriminatoria.

El calificativo de tlaxcalteca es absolutamente violatorio de los derechos humanos. Es absolutamente discriminatorio”.

Cuestionó que se le ataque de esta manera a Alcalá Ruiz cuando en el sexenio de Rafael Moreno Valle hay funcionarios públicos provenientes de otros estados, quienes no conocen la entidad.

“De qué nos sirvió tener un gobernador poblano si todo el equipo que lo ha acompañado ha sido no poblano. Eso hay que decirlo. Y todos esos no poblanos ni siquiera conocen nuestro estado. No saben pronunciar los nombres de los municipios de nuestro estado”.

Asimismo, agregó que ya fue presentada la denuncia correspondiente respecto a los hechos de Tecamachalco, donde supuestamente privaron de la libertad a tres brigadistas del PRI.

Denunció que este tipo de intimidaciones se registran en diferentes municipios de la entidad.

“Esto que pasó en Tecamachalco ha sucedido también en otros municipios de nuestro estado. Tal vez no se ha publicitado porque no los han detenido pero los acosan las policías municipales. En Huauchinango está pasando lo mismo”.