Datos oficiales revelan que Pemex está a un paso de convertirse en una empresa importadora de petróleo.

En 2015, la empresa del Estado cerró con una ganancia de sólo 336 millones de dólares, la cifra más baja de los últimos 45 años.

De acuerdo con una nota que publica El Universal, las importaciones de Pemex del año pasado casi igualaron a sus exportaciones.

Pemex informó que en 2015 compró 20 mil 854 millones de dólares y que sus exportaciones fueron de 21 mil 190 millones de dólares.

En relación con 2014, la balanza comercial de Pemex sufrió una baja de 97.3%, pues en ese año la petrolera generó un superávit de 12 mil 787 millones de dólares.

Desde 2012, Pemex muestra una tendencia a la baja en su comercio exterior, dice la nota de El Universal.

En 2011, la empresa generó los ingresos más altos en la historia de la industria petrolera estatal, con un monto de 25 mil 54 millones de dólares.

Actualmente, Pemex compra casi todos los productos que vende y gastó 20 mil 854 millones de dólares en gasolinas y diésel en 2015. Compró gasolinas similares a la Magna y Premium que le costaron 12 mil 497 millones de dólares, y el diésel le costó 3 mil 981 millones de dólares.

Pemex compró gas licuado de petróleo, cuyo costo fue de 522.1 millones de dólares en 2015; Propano, que importó en 590.2 millones; naftas, 308.1 millones; combustóleo con un costo de 311.4 millones de dólares.

Los petroquímicos que fueron comprados en el extranjero le costaron a Pemex 196.3 millones de dólares y pagó mil 673.6 millones de dólares por gas natural.

Crédito de la foto www.obrasweb.mx