Puebla es la segunda entidad con más casos de trata de personas en México, al acumular 69 expedientes entre 2008 y 2014, ante la Procuraduría General de la República (PGR).

Sólo el Distrito Federal, con 112 casos, supera a la entidad en este delito.

De acuerdo con datos de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA), las denuncias en el país suman 545, entre los años 2008 y 2014.

A esta cifra se suman 48 casos que se detectaron en el extranjero y 29 más en los que son indeterminados los lugares donde ocurrió el delito, debido a que se detectaron a través de un medio de comunicación impreso, electrónico, sitio de internet, entre otros; o el lugar no es proporcionado de forma específica.

Es Puebla foco rojo

Las cifras de la FEVIMTRA, que forma parte de la PGR, indican que Puebla es uno de los focos rojos en cuanto al tema de trata, pues es la segunda entidad que más casos acumula en siete años.

Los números poblanos superan a los de Durango, Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Colima, Durango, Hidalgo, Michoacán, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Yucatán y Zacatecas, juntos.

Después del Distrito Federal y Puebla, las entidades que más presentaron delitos de este tipo son Chiapas, con 65 casos; Tlaxcala, con 53; y estado de México, con 39.

También la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en su Diagnóstico sobre la Situación de la Trata de Personas en México de 2014, indicó que Puebla es uno de los estados con más averiguaciones previas por el delito de trata de personas.

La CNDH señaló que Distrito Federal, Chiapas y Puebla concentran 66.1 de las averiguaciones previas en el país por estos hechos y es donde más víctimas se hallaron.

En 2013 repuntaron casos

Según la información de la PGR, fue durante 2013 cuando se detectaron más situaciones de trata de personas en Puebla, con 20 reportes, lo que significa que durante ese año se cometió uno de cada tres delitos detectados en el país.

Después sigue el 2014, con 16 casos, y luego el 2011, con diez reportes.

Esto significa que mientras el promedio de casos anuales durante la gestión de Mario Marín Torres fue de cinco, durante la actual administración es de 13.5, lo cual representa un incremento de 62.9 por ciento, si se toma en cuenta el promedio de hechos al año.

En el extranjero también se incrementó esta conducta, pues pasó de un promedio anual de 5.2 a 11 casos en la actual gestión federal.

De acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), cuatro de cada diez mexicanas explotadas sexualmente en el extranjero son poblanas.

Asimismo la organización R8 32, que se dedica a ayudar a menores de edad víctimas de la trata, apuntó que de las jóvenes que trabajan en el sexoservicio en la zona fronteriza de Tijuana, ocho o siete provienen de Puebla, Oaxaca y Tlaxcala.

.