SAN JOSÉ CHIAPA, PUE.- Aunque desconoce el monto de recursos con el que será beneficiado su municipio, el alcalde Josué Martínez Sánchez, avaló el convenio de colaboración por el que el gobierno del estado absorberá la prestación de servicios y otorgamiento de permisos en la nueva “Ciudad Modelo” que será construida en los alrededores de la armadora Audi.

El 22 de agosto el Congreso local aprobó ese convenio sin que se dieran a conocer mayores detalles del mismo y sin la oposición de algún diputado local.

El convenio permite a la administración estatal asumir por un periodo de 30 años la prestación de servicios públicos, otorgar licencias sobre el ordenamiento y regulación del desarrollo urbano, administrar contribuciones y asesorar en la elaboración de reglamentos en el municipio de San José Chiapa.

A través del acuerdo, la comuna cederá a la administración estatal los recursos con los que cuente para los fines mencionados y, a su vez, el gobierno poblano transferirá los inmuebles que ocupe para prestar los servicios públicos.

En entrevista, el presidente municipal aseguró que el convenio sólo contempla la extensión en la que se ubicará la “Ciudad Modelo”, la cual comprende 345 hectáreas de esta localidad, y no la totalidad del municipio.

Aseguró que el gobierno del estado le otorgará a la administración municipal un porcentaje de los recursos que recaude por el otorgamiento de licencias y el cobro de servicios municipales, aunque este aún no se define.

Dijo que una vez que se inicien las construcciones de la nueva urbe, llevarán a cabo una reunión con el gobierno del estado para saber el monto de lo recaudado y el porcentaje que le será otorgado al municipio, el cual se destinará a obra pública.

En este sentido, defendió que el convenio no lastima la autonomía de Chiapa, pues argumentó que no cuentan con las herramientas necesarias para otorgar licencias y recaudar impuestos de los desarrollos industriales y comerciales que tendrá la nueva metrópoli, por lo que el Cabildo de este lugar decidió ceder estas atribuciones a la administración estatal.

El acuerdo tiene una duración de 30 años a partir de su aprobación por el Congreso local, sin embargo podría terminar de manera anticipada sin que medie una resolución judicial, pues sólo se requerirá una notificación por alguna de las partes con un tiempo de anticipación de 120 días a la fecha en la que el convenio fenezca.

Sin embargo, si es el ayuntamiento el que desea dar por terminado el convenio, debe contar con el respaldo de las dos terceras partes delCabildo para tal fin.