A través de unas proteínas inmunogénicas, presentes en mujeres que padecen cáncer cervicouterino, es posible ahora proporcionar un diagnóstico y tratamiento temprano para cáncer gástrico, lo cual fue descubierto por un grupo de investigadores coordinados por María Alicia Díaz y Orea, investigadora C de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Junto con un grupo de alumnos e investigadores de la facultad hallaron hace unos meses las proteínas inmunogénicas para hacer un diagnóstico temprano para cáncer gástrico, que –de acuerdo con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)- hoy ocupa un lugar importante en mortandad en México.

Esto, debido a que dicho tipo de cáncer ocasiona 15 decesos por cada 100 mil habitantes en adultos de 30 a 59 años, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). De hecho, se estima que para el año 2020 las defunciones hospitalarias por cáncer gástrico en México crecerán 20%.

Esta cifra es mayor a la estimada para América del Sur, que se ubica en aproximadamente 15%, y en América del Norte con 10% en el mismo año, según indica el portal de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El estrés, una dieta rica en sales, ahumados y baja en frutas y verduras frescas y el tabaquismo, son solo algunos de los factores más comunes que aumentan el riesgo de padecer cáncer gástrico, se estableció al tiempo de dar a conocer que en el laboratorio de Inmunología Experimental de la Facultad de Medicina de la BUAP se estudian los antígenos de secreción (proteínas) obtenidos del cultivo de células tumorales gástricas, útiles para el tratamiento y diagnóstico de pacientes con adenocarcinoma gástrico.