San Andrés Cholula, Pue.- Un bloqueo a la carretera federal a Atlixco fue implementado al filo del mediodía por pobladores de San Bernardino Tlaxcalancingo para exigir la liberación de los cuatro detenidos y la presentación de dos desaparecidos, tras el operativo de desalojo implementado por policías durante la madrugada en la explanada de la cabecera municipal.

A la par, volvieron a implementar el repique de campanas para reforzar la protesta, en tanto que la presidencia municipal sigue con las puertas soldadas y resguardada por policías.

Aunque la Procuraduría General de Justicia (PGJ) no ha confirmado ni desmentido las detenciones, integrantes del Movimiento por Una Cholula Vida y Diga han dado a conocer que presuntamente Andán Xicale Huitle, representante legal del movimiento, al igual que Albino Tlachi Valencia, líder de la organización, se encuentran en la Procuraduría General de Justicia (PGJ) en la ciudad de Puebla.

Asimismo, Paul Xicale, hijo del abogado y Manuel Tlachi Valencia, hermano del activista, estarían en el Complejo de Seguridad Pública de San Andrés.

Las otras dos personas reportadas como desaparecidas son quienes se encontraban tocando las campanas para llamar a la población, sin embargo, no han dado a conocer sus nombres.

Hasta el momento, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) no ha confirmado ni desmentido las versiones, y de manera extraoficial se sabe que existen otras 10 órdenes de aprehensión contra los activistas.

Por la mañana, alrededor de 300 inconformes marcharon en caravana de la explanada central de San Andrés hacia la presidencia auxiliar de Tlaxcalancingo donde tomaron la decisión de continuar por segundo día las protestas en contra del proyecto turístico para la zona arqueológica de Cholula; y ahora para lograr la liberación de los presos.

Durante la caravana realizada desde la explanada de San Andrés hacia Tlaxcalancingo, se informó que abogados ya promueven amparos para los detenidos, así como la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

La jornada previa, los inconformes que llegaron a sumar unos 500 pobladores se plantaron frente al palacio municipal de San Andrés, donde soldaron algunas puertas para evitar el ingreso de funcionarios y personal.

La exigencia radica principalmente en la cancelación del proyecto para instalar un parque turístico en la zona arqueológica que comparten los municipios de San Pedro y San Andrés Cholula; aunque al contingente se han sumado grupos afectados con el retiro de las oficinas del Registro Civil y el proyecto Integral Morelos, entre otros.